Un nuevo informe de Common Sense Media evalúa las políticas de privacidad de cientos de aplicaciones y servicios de educación y tecnología de consumo

SAN FRANCISCO, 18 de noviembre de 2021 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Common Sense Media publicó hoy un informe completo en el…

SAN FRANCISCO, 18 de noviembre de 2021 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Common Sense Media publicó hoy un informe completo en el que analiza las tendencias y prácticas de privacidad de cientos de empresas y productos de tecnología populares durante los últimos cinco años. El informe «Estado de la privacidad de los niños 2021» es la culminación de la evaluación de los datos de la política de privacidad de 200 de las empresas y productos más populares dirigidos a niños y estudiantes. El informe presenta algunas mejoras para los padres y educadores, como una mayor transparencia en torno a las políticas de privacidad que brindan más información sobre los productos utilizados por niños y estudiantes. Sin embargo, esa misma transparencia también revela el aumento de prácticas cuestionables como la venta de datos personales.

Common Sense Logo

En todo el conjunto de empresas y aplicaciones evaluadas en el informe, solo el 26 % cumplió con las garantías mínimas para todos los usuarios de un producto, obteniendo una calificación «aprobatoria». El 74 % restante obtuvo un puntaje por debajo del umbral, obteniendo una calificación de «advertencia», lo que indica que estos productos ponen en riesgo la privacidad de los niños.

«Este informe muestra que queda un largo camino por recorrer para proteger la privacidad de los niños, y que la presión permanente por una mayor regulación mejorará las prácticas de la industria», señaló Jim Steyer, fundador y director ejecutivo de Common Sense. «La promulgación de leyes modernas y sensatas en materia de tecnología como la ley de derechos de privacidad (Privacy Rights Act) de California de 2020 y la ley de privacidad del consumidor (Consumer Privacy Act) de California de 2019 exigen que las empresas actualicen sus políticas para cumplir con los nuevos estándares, pero necesitamos una ley federal de privacidad sólida e integral y nuevas regulaciones para proteger mejor a los niños. Además, necesitamos que la industria dé un paso adelante y deje de imponer la carga a los padres, educadores y familias».

«El estado de la privacidad de los niños está muy por debajo de las expectativas de los padres, y necesitamos que la industria dé un paso adelante y haga más por proteger a los niños de la realidad actual, en la que los productos tienen, ahora más que nunca, un papel protagónico en la recopilación de datos y monetización», señaló Girard Kelly, director del Programa de Privacidad de Common Sense.

Los datos fueron recopilados y analizados por el programa de privacidad de Common Sense, un equipo de abogados y expertos en privacidad, derecho, informática, educación, sector académico y políticas públicas. El equipo de investigación calificó los productos de acuerdo con una escala de 100 puntos a través de 155 preguntas de evaluación únicas.

Conclusiones clave del informe del estado de la privacidad de los niños 2021:

  • Las aplicaciones utilizadas por los niños y los estudiantes se caracterizan por tener prácticas poco saludables que ponen en riesgo su privacidad.
    • Dos de los tres productos utilizados por los jóvenes se caracterizan por tener prácticas de privacidad que los monitorean en la aplicación y en internet con fines publicitarios.
    • El 50 % de los productos dirigidos a niños emplean prácticas poco claras o peores que permiten enviar mensajes de marketing de terceros.
    • Cuatro de cada 10 productos tienen el potencial de ofrecer anuncios dirigidos a los estudiantes en función de su información personal.
  • La industria nunca ha sido más transparente en cuanto a la privacidad, pero aún queda un largo camino por recorrer. En los últimos cuatro años la transparencia ha mejorado de manera significativa en casi todas las preguntas de la evaluación. Si bien esto es bueno, muchas empresas lo están haciendo solo para cumplir con los requisitos mínimos establecidos por las nuevas leyes y por las expectativas de los consumidores.
  • Las calificaciones de privacidad ayudan a mejorar la transparencia, al revelar otras prácticas preocupantes. Las empresas están actualizando sus políticas de privacidad para analizar temas relacionados con los criterios de evaluación de Common Sense. Sin embargo, esta mayor transparencia ha revelado otras prácticas de recopilación de datos que generan un impacto preocupante en los niños y sus familias.
  • La venta de datos, con frecuencia considerada como una de las peores prácticas, ha aumentado en los últimos cuatro años. Esto pone en aún más en riesgo la privacidad de los niños y sus familias y erosiona fuertemente la confianza en las empresas y los productos tecnológicos.

Las conclusiones respaldan abrumadoramente las peticiones de que las empresas den un paso adelante y protejan la privacidad de sus usuarios en lugar de imponer a los padres y maestros la carga de leer largas y confusas políticas de privacidad para las aplicaciones y los servicios que usan los niños y los estudiantes. Mientras tanto, el informe ofrece orientación a los consumidores.

Sugerencias y consejos para que los padres y educadores puedan explorar las políticas de privacidad:

  • Tome decisiones informadas sobre qué aplicaciones usar. Las aplicaciones no van a desaparecer, pero es posible encontrar un equilibrio entre la seguridad, las características, el tiempo en pantalla y la comodidad.
  • Compruebe la configuración de privacidad de las aplicaciones antes de usar y cuando cambien los «Términos de uso». La mayoría de las aplicaciones tienen algunas configuraciones internas que permiten a las familias activar o desactivar diversas funciones de recopilación de datos.
  • Compruebe las calificaciones de privacidad de Common Sense para comprender a fondo las protecciones de privacidad sólidas (o débiles). Los padres y los educadores pueden usar nuestras calificaciones de privacidad de fácil comprensión para tomar decisiones informadas sobre los productos que usan con los niños en el hogar y con los estudiantes en el aula.
  • Solicite a las empresas que no vendan sus datos. Utilice recursos en línea gratuitos, como donotsell.org, para solicitar a las empresas que no vendan sus datos personales con fines de lucro.
  • Dé a conocer sus preferencias a las empresas y legisladores. Muchos padres han adoptado (o desean hacerlo) medidas para limitar la recopilación de datos. Los legisladores pueden apoyar esta práctica exigiendo que se permitan los controles parentales, y si esto no protege completamente a los niños, promulgando una ley federal de privacidad sólida para proteger mejor a los niños y a sus familias.

Puede descargar una copia del informe completo y de las conclusiones aquí.

Acerca de Common Sense

Common Sense es la principal organización sin fines de lucro de la nación que se dedica a mejorar la vida de los niños y las familias al ofrecer la información confiable, la educación y la voz independiente que necesitan para prosperar en el siglo XXI. Obtenga más información en commonsense.org.

Contacto para los medios

Lorena Taboas, gerente de Relaciones con los Medios

ltaboas@commonsense.org

(786) 521-4215

Lisa Cohen

lisa@lisacohen.org 

(310) 395-2544

Logotipo: https://www.westvirginianoticiastoday.com/wp-content/uploads/2021/11/un-nuevo-informe-de-common-sense-media-evalua-las-politicas-de-privacidad-de-cientos-de-aplicaciones-y-servicios-de-educacion-y-tecnologia-de-consumo.jpg

 

FUENTE Common Sense Media