Un tribunal ratifica el arresto domiciliario del expresidente panameño Martinelli

Fotografía de archivo del expresidente panameño, Ricardo Martinelli. EFE/Archivo

Panamá, 14 jun (EFE).- Una corte de Apelaciones confirmó este viernes el cambio de la medida de detención preventiva en una cárcel por arresto domiciliario del expresidente Ricardo Martinelli, decidido el pasado martes por el tribunal que le procesa por supuesto espionaje político y peculado durante su mandato.

Junto a la ratificación del arresto domiciliario, se mantuvo el impedimento de salida del país y la entrega de los pasaportes de Martinelli como lo dictaminó por el Tribunal de Juicio Oral, informó informó el Órgano Judicial (OJ)

Solo se «modificó parcialmente una de las medidas impuestas por el Tribunal de Juicio Oral, respecto que (ahora) el acusado puede usar redes sociales para cualquier tema, menos los que tengan que ver con este proceso y el juicio», añadió la fuente judicial.

La instancia resolvió de esa manera en audiencia las apelaciones presentadas tanto por la Fiscalía y los querellantes que representan a las supuestas víctimas de las escuchas y que pedían se revocara el arresto domiciliario, y la defensa que pretendía que el exgobernante recobrara su plena libertad.

El pasado 12 de junio, tras más de 11 horas de deliberación, el Tribunal de Juicio Oral ordenó el cese de la detención provisional que mantenía a Martinelli en prisión desde el 11 de junio de 2018, al cumplirse el plazo de un año, e impuso la medida cautelar personal de depósito domiciliario.

Respondieron así a un pedido de la defensa, que argumentó que la ley panameña establece que una persona no puede estar detenida preventivamente en prisión por más de un año.

En su decisión del martes pasado los jueces del Tribunal de Juicio Oral indicaron que se mantenía el impedimento de salida del país y que el acusado debía entregar sus pasaportes en un plazo de 24 horas.

El fiscal Ricaurte González dijo este viernes a las periodistas que el Ministerio Público estará vigilante de que se cumplan las restricciones del uso de las redes sociales y de cualquier vía o medio de comunicación para referirse al proceso impuestas a Martinelli.

«Estaremos vigilantes de que eso se cumpla porque tenemos que respetar el derecho (…) él puede mandar mensajes de cumpleaños y saludos, pero no puede hacer ningún comentario que afecte a las víctimas ni a los testigos», remarcó el fiscal.

Sidney Sittón, del equipo de defensa de Martinelli, declaró que con la decisión del Tribunal de Apelaciones el exmandatario «puede mantenerse en su residencia y puede usar las redes sociales y los medios de comunicación para referirse a cualquier tema, excepto el desarrollo del juicio».

Sittón destacó que los abogados también quedaron habilitados para expresar todo lo que acontece en el juicio, «igual como lo hace la fiscalía y los querellantes», y valoró que la defensa tuvo «una victoria contundente en el día de hoy».

Martinelli, de 67 años, se declara inocente de los cuatro cargos de los que es acusado por la Fiscalía por el caso de las escuchas, que pide 21 años de castigo, y también víctima de una persecución política dirigida por su sucesor en la presidencia y antiguo aliado electoral, Juan Carlos Varela, quien niega esa versión.