Sindicato uruguayo se moviliza contra Bolsonaro y en apoyo a la huelga de Brasil

Sindicato uruguayo se moviliza contra Bolsonaro y en apoyo a la huelga de Brasil 

Integrantes del Sindicato del Gas de Uruguay y de otras organizaciones sociales del país participan en una manifestación este viernes frente a la embajada de Brasil en Montevideo. EFE

Montevideo, 14 jun (EFE).- El sindicato del gas de Uruguay, en el que están nucleados los trabajadores de la empresa Petrobras en el país, hizo este viernes una manifestación en apoyo a la huelga general de Brasil en la que expresó su rechazo a la política neoliberal del gobierno de Jair Bolsonaro.

Según afirmó a la prensa su vocero, Alejandro Acosta, el sindicato se sumó a la movilización de Brasil porque considera que, a través del accionar de la brasileña Petrobras, que mantiene un conflicto laboral con los trabajadores uruguayos, las políticas de Bolsonaro «tienen un efecto concreto en Uruguay».

Acosta apuntó que la política del mandatario brasileño, en tanto implica una «reforma regresiva de la previsión social», una quita de recursos a la educación y «la afectación de decenas de miles de puestos de trabajo», está vinculada a la privatización de Petrobras.

«La intención del presidente actual de Petrobras, Roberto Castello Branco, es congelar los salarios, eliminar puestos de trabajo y enajenar áreas estratégicas de la empresa, entonces en esas circunstancias entendemos que las políticas de Bolsonaro tienen un efecto concreto en Uruguay», recalcó.

A su vez, el vocero atinó que la filtración de audios que ponen en duda la imparcialidad del exjuez y hoy ministro de Justicia brasileño Sergio Moro en su condena al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva motivó que la manifestación, que tuvo lugar frente a la Embajada de Brasil en Montevideo, también se diera en reclamo de la liberación de Lula.

«Los audios que se filtraron demuestran cada vez más que la prisión de Lula es un operativo político y no judicial (…) y ameritan reclamar una vez más por la libertad del compañero Lula», concluyó.

Miles de personas se manifestaron este viernes desde temprano en los 27 estados de Brasil para protestar contra la reforma al sistema de jubilaciones y los recortes en la educación propuestos por el Gobierno de Jair Bolsonaro.

Petrobras, que es la controladora de la Distribuidora de Gas de Montevideo, de la que tiene un 100 % del capital, y de la igualmente distribuidora de gas Conecta, de la que tiene un 55 % anunció el 26 de abril la venta de nuevos activos que incluyen 8 refinerías en Brasil y la red de puestos de gasolina PUDSA en Uruguay.

El conflicto de los trabajadores uruguayos del gas con la empresa data de 2016 tras varios despidos y ha incluido huelgas de hambre, manifestaciones y ocupaciones a los locales de la compañía.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion