Ramos, Del Potro y Cilic pasan a octavos en Shanghái y Carreño queda fuera

El tenista argentino Juan Martín del Potro. EFE/Archivo

Shanghái (China), 10 oct (EFE).- El argentino Juan Martín del Potro, el español Albert Ramos y el croata Marin Cilic se clasificaron para los octavos de final del Master 1000 de Shanghái en una jornada en la que quedó fuera el griego Nick Kyrgios, que se retiró, y una de las grandes promesas del tenis español, Pablo Carreño.

En un partido bastante igualado e intenso, Ramos (número 25 ATP) logró imponerse a Carreño, por 7-5 y 7-5, y quebró así los objetivos del número 11 del mundo de seguir sumando puntos en su carrera hacia el Masters de Londres.

“Era un partido muy complicado contra un rival muy bueno que está en un gran nivel de forma y creo que ha sido muy igualado y he estado ahí todo el partido, estoy muy contento con la victoria”, dijo a Efe Ramos, quien se enfrentará en octavos al vencedor del encuentro entre el sudafricano Kevin Anderson (n.15) y el alemán Jan-Lennard Struff (n.58).

Pese a que la clasificación para Londres está “muy complicada”. porque “hay jugadores que están jugando muy bien”, contó Carreño a Efe, todavía “sigue habiendo opciones”. Tras caer en Shanghái le quedan ahora torneos en Moscú, Viena y París.

También se clasificó para octavos el tenista argentino Juan Martín Del Potro (n.23 ATP y finalista de este torneo en 2013) al imponerse al ruso Andrey Rublev (n.35) por un holgado 6-3 y 6-4. Se enfrentará ahora al ganador del encuentro entre el británico Aljaz Bedene (n.48) y el alemán Alexander Zverev (n.4).

Pasó también sin problemas el croata Marin Cilic, cuarto del mundo, quien se impuso al británico Kyle Edmund, por 6-3 y 7-6 (5).

Hoy se supo también quién será el primer rival de uno de los favoritos, el suizo Roger Federer, después de que el tenista argentino Diego Schwartzman (n.26) lograra su pase a la segunda ronda tras ganar al australiano Jordan Thompson (n.72) en dos sets. por 6-4 y 7-6 (4).

El partido tendrá lugar este miércoles, igual que el debut del español Rafael Nadal, número 1 del mundo, quien se enfrentará contra el estadounidense Jared Donaldson (n.52).

Nadal llegó ayer a Shanghái procedente de Pekín, donde el último domingo logró hacerse con el Abierto de China, y se presentó a los medios de comunicación en una rueda de prensa en la que aseguró que no se siente cansado y que se encuentra motivado y en buena forma para luchar partido a partido.

“Voy día a día y mi calendario siempre depende de cómo se sienta mi cuerpo y mi mente. Me sentía listo para estar aquí y aquí estoy”, dijo el número uno del mundo en una rueda de prensa sobre su participación en este torneo, uno de los pocos que nunca ha ganado.

Según contó, no ha tenido mucho tiempo para preparar Shanghái por la intensidad de las semanas pasadas pero espera poder “empezar bien” mañana y “llevar una dinámica buena”.

Tras un año complicado por problemas físicos, Nadal está realizando una brillante temporada y hace unas semanas logró recuperar el primer lugar del ránking mundial de la ATP, aunque su motivación principal para jugar, contó hoy, no es mantener este liderato sino “estar sano” y “ser competitivo”.

En el sorteo de este Masters 1000 Federer y Nadal fueron colocados en cuadros distintos por lo que de encontrarse tendría que ser en la final.

Una de las anécdotas de la jornada la protagonizó el australiano Nick Kyrgios, después de que, nada más perder el primer set en el decisivo decimotercer juego, ante el estadounidense Steve Johnson, se dirigió al juez de silla, le estrechó la mano y se marchó de la pista.

Kyrgios, después, a través de un mensaje en las redes sociales atribuyó su retirada a un problema estomacal, que le impidió jugar en óptimas condiciones, por lo que decidió abandonar sin acabar el partido.