Los diputados de Italia comienzan a debatir el enésimo intento de ley electoral

Miembros del populista Movimiento Cinco Estrellas protestan durante la aprobación de una ley sobre el voto de confianza en el Congreso de Roma, Italia, el 10 de octubre del 2017. EFE

Roma, 10 oct (EFE).- La Cámara de los Diputados de Italia comenzó hoy a debatir una nueva propuesta de ley electoral, conocida como “Rosatellum bis”, concebida para dotar al país de una norma única para su Parlamento que permita celebrar elecciones generales.

Se trata del enésimo intento tras los últimos fracasos por aprobar una ley que unifique los sistemas electorales del país para su Parlamento.

El Gobierno italiano dictaminó hoy que la votación se realice con el sistema de la confianza, un instrumento que en Italia se utiliza para frenar los largos debates parlamentarios con numerosas enmiendas y acelerar la tramitación de las normas.

Pero además, esta moción de confianza garantiza que el voto no sea secreto y ataja el problema de los llamados “francotiradores”, aquellos que votan en contra de lo que dice el partido del que son miembros.

El sistema de confianza se utilizará para votar los artículos 1, 2 y 3 del texto base de “Rosatellum bis”: Los dos primeros artículos se votarán mañana a partir de las 13:45 GMT, mientras que el tercero está previsto para el jueves por la mañana.

Ya por la tarde, se celebrará el voto secreto final para la aprobación de la ley electoral en la Cámara de los Diputados.

El sistema de confianza elegido por el Gobierno ha desatado la ira de algunos partidos de la oposición, como el Movimiento Cinco Estrellas (M5S), que ha llamado a sus votantes a manifestarse mañana y el jueves frente a la Cámara de los Diputados para protestar contra una actuación que consideran un “ataque a la democracia”.

También ha protestado el Movimiento Demócratas y Progresistas (Mdp), formado por antiguos miembros del gubernamental PD situados a la izquierda de esta formación.

“Rosatellum bis” es una nueva versión de una ley electoral que trata de brindar a los italianos un sistema unificado para elegir la composición del Parlamento.

La Cámara de los Diputados y el Senado se eligen por leyes electorales diferentes que pueden dar lugar a mayorías distintas y complicar la formación del Gobierno del país.

Este nuevo intento, “Rosatellum bis”, toma el nombre del jefe del grupo parlamentario del PD en la Cámara, Ettore Rosato, y cuenta con el apoyo del Partido Demócrata (PD, en el Gobierno), Alternativa Popular (AP), Liga Norte (LN) y Forza Italia (FI).

En el lado contrario, rechazan el texto las citadas formaciones M5S y Mdp.

El texto propone un sistema mixto mayoritario (para un 36 % de los escaños) y proporcional (para el 64 % restante) que se aplicaría tanto a la Cámara de Diputados como al Senado.

Prevé elegir a 232 diputados y 116 senadores por el sistema mayoritario en candidaturas uninominales y 398 diputados y 199 senadores por el proporcional en candidaturas plurinominales.

Establece además un listón del 3 % de votos y del 10 % para las coaliciones a nivel nacional para acceder a cualquiera de las dos cámaras.

La ley bendice a las coaliciones y por eso es rechazada por pequeñas formaciones como el Mdp, que consideran que les perjudicaría, y por el M5S, que rechaza las coaliciones con partidos tradicionales.

Pero además el “Rosatellum bis” carece de norma específica que impida que un cabeza de lista sea una persona “inhabilitada”, por lo que deja la puerta abierta a que el ex primer ministro Silvio Berlusconi pueda participar en una campaña electoral como “jefe político” aun cuando no pueda ser elegido.