La Rada Suprema aprueba ley sobre el uso obligatorio de la lengua ucraniana

El mandatario saliente de Ucrania, Petró Poroshenko (c). EFE/Archivo

Kiev, 25 abr (EFE).- La Rada Suprema o Parlamento ucraniano aprobó hoy la polémica ley sobre la obligatoriedad del uso de la lengua ucraniana en los órganos del poder y en todos los ámbitos de la vida pública, lo que ha causado gran rechazo entre la numerosa población rusoparlante del país.

La norma, que contaba con el respaldo del presidente saliente, Petró Poroshenko, fue aprobada en segunda lectura con 278 votos a favor, frente a los 226 necesarios.

La ley «Sobre el empleo del ucraniano como lengua estatal» establece que el ucraniano es el único idioma oficial del país -mayoritariamente bilingüe-, pero no regula su uso en el ámbito privado.

El documento superó la primera lectura en octubre de 2018 y desde entonces se sometió a más de 2.000 enmiendas, según la cadena de televisión 112.

El incumplimiento de la ley prevé multas y castigos penales en casos del «ultraje público» del idioma estatal.

Poroshenko, que perdió los comicios del 21 de abril frente al rusoparlante Vladímir Zelenski, había anunciado previamente que promulgaría la controvertida ley antes de abandonar el cargo.

«Es muy difícil pronosticar ahora las consecuencias de la adopción de esa ley», advirtió Zelenski en su cuenta de la red social Facebook, al tiempo que prometió analizar detenidamente la norma después de su investidura y «actuar» en consonancia con sus facultades constitucionales y «en los intereses de los ciudadanos».

Aunque la Constitución de Ucrania ya establecía el ucraniano como único idioma oficial del país, en muchas regiones -incluida Kiev-, el ruso sigue siendo el más hablado en la vida cotidiana, y convive con otras lenguas minoritarias como el rumano, el húngaro, el tártaro de Crimea y el búlgaro.

El propio Zelenski, oriundo de una localidad rusoparlante del sureste del país, optó por el ruso durante parte del debate electoral sostenido con Poroshenko en el estadio olímpico de Kiev el pasado 19 de abril.

Al comentar este jueves la polémica ley, el mandatario electo de Ucrania lamentó que el Parlamento, controlado por el partido de Poroshenko, adopte leyes que «no contribuyen a consolidar la sociedad, sino lo contrario».

A su vez, el diputado Néstor Shufrich adelantó que la oposición parlamentaria recurrirá la ley ante el Tribunal Constitucional si la norma finalmente es promulgada y entra en vigor.

«Esa ley viola el Artículo 10 de la Constitución (sobre el idioma oficial) y diversos reglamentos, así que vamos a exigir su derogación», insistió el parlamentario.