La Fiscalía pide prisión de por vida para los acusados por el crimen de Berta Cáceres

Vista general del juicio de los acusados por el asesinato de la ambientalista Berta Cáceres en una sala de la Corte Suprema de Justicia, en Tegucigalpa (Honduras). EFE/Archivo

Tegucigalpa, 10 ene (EFE).- La Fiscalía de Honduras pidió hoy prisión de por vida para siete de las ocho personas declaradas culpables por el asesinato de la ambientalista hondureña Berta Cáceres, ocurrido en marzo de 2016.

La Fiscalía hondureña indicó en un comunicado que en la audiencia de individualización de pena solicitó “la privación de libertad de por vida” contra los siete condenados.

Mariano Díaz y Douglas Bustillo, exoficiales del Ejército de Honduras; y Sergio Ramón Rodríguez, ejecutivo de la Empresa Desarrollo Energéticos (DESA), responsable de la represa hidroeléctrica Agua Zarca, a la que se oponía Berta Cáceres, fueron condenados en noviembre pasado por el delito de asesinato.

Se suman a ellos Henry Hernández, Elvin Rápalo, Óscar Torres y Edilson Duarte, quienes fueron condenados por los delitos de asesinato, y asesinato en su grado de ejecución de tentativa en perjuicio de un testigo protegido extranjero.

El tribunal de sentencia de Tegucigalpa tiene previsto emitir este mismo jueves el fallo de individualización de pena a siete de los ocho acusados por el asesinato de Cáceres, perpetrado el 2 de marzo de 2016, y se espera que el mismo sea leído públicamente.

La Fiscalía hondureña fundamenta su petición en los artículos 27 y 69 del Código Procesal Penal y debido al “grado de peligrosidad de los condenados y la magnitud e importancia del caso”.

La cadena perpetua o privación de la libertad de por vida se contempla en el artículo 97 de la Constitución de la República en una reforma realizada en 1998.

Berta Cáceres fue asesinada el 2 de marzo de 2016 en su casa en la ciudad de La Esperanza, departamento de Intibucá, en el occidente de Honduras.

El día del crimen Cáceres tenía como huésped en su casa al ambientalista y defensor de derechos humanos mexicano Gustavo Castro, quien resultó con una herida de bala en una oreja.

La líder ambientalista se enfrentó a la Empresa DESA por defender el río Gualcarque, donde esa firma pretendía construir la represa hidroeléctrica Agua Zarca.