Justicia colombiana aprueba acuerdo de exdirectivos de Odebrecht con Fiscalía

Según el Departamento de Justicia de Estados Unidos, Odebrecht pagó sobornos en Colombia por 11 millones de dólares como parte de la millonaria red de corrupción montada en América Latina y África. EFE/Archivo

Bogotá, 11 ene (EFE).- Un juez de Bogotá aprobó hoy un acuerdo firmado entre la Fiscalía de Colombia y tres exdirectivos de la constructora brasileña Odebrecht en el país que les permitirá colaborar en la investigación a cambio de beneficios jurídicos.

“Juez aprobó principio oportunidad a empresarios brasileros Luiz Antonio Bueno Júnior, Luiz Antonio Mameri y Luiz Eduardo da Rocha Soares otorgado por Fiscalía, por cohecho”, informó la Fiscalía en su cuenta de Twitter.

Esta figura jurídica se refiere a la facultad de los fiscales de no iniciar la investigación de un delito o de no continuarla y, en este caso, los tres brasileños colaborarán en los procesos por el pago de millonarios sobornos de Odebrecht para conseguir jugosos contratos de obras en el país.

Al respecto la Fiscalía explicó que los tres exdirectivos de la constructora brasileña “se comprometieron a contar la verdad en procesos en que sean requeridos” y también deben devolver cerca de 18.900 millones de pesos (unos seis millones de dólares).

La cifra es similar a la coima de 6,5 millones de dólares que Odebrecht pagó al hoy condenado exviceministro de Transporte Gabriel García Morales para que le adjudicaran la obra de la Ruta del Sol II, carretera que comunica el centro con el norte del país.

El principio de oportunidad avalado por la justicia permite que Bueno, Da Rocha y Mameri sean absueltos de los cargos de cohecho por los que están procesados a cambio de que testifiquen en el caso que se le sigue a José Elías Melo, expresidente de Corficolombiana, empresa socia de Odebrecht en la Ruta del Sol II.

Los exdirectivos participaron de la diligencia judicial realizada en el complejo judicial de Paloquemao, de Bogotá, a través de una videoconferencia en la que pidieron perdón por sus actuaciones.

La construcción del tramo II de la Ruta del Sol fue concedida a un consorcio encabezado por Odebrecht y cuya financiación fue realizada por Corficolombiana, que tiene como accionista mayoritario al Grupo Aval, propiedad de Luis Carlos Sarmiento Angulo, uno de los hombres más ricos de Colombia.

Según el Departamento de Justicia de Estados Unidos, Odebrecht pagó sobornos en Colombia por 11 millones de dólares como parte de la millonaria red de corrupción montada en América Latina y África.

Sin embargo, la Fiscalía colombiana calcula en 84.000 millones de pesos (unos 27 millones de dólares de hoy) el monto de los sobornos de la constructora en el país.