El Senado paraguayo pide la renuncia de un senador oficialista imputado por corrupción

En la imagen, le ex intendenta de Ciudad del Este Sandra McLeod,. EFE/Archivo

Asunción, 14 mar (EFE).- La Cámara Alta paraguaya aprobó este jueves por amplia mayoría solicitar la renuncia del senador del gobernante Partido Colorado, Javier Zacarías, implicado en varios casos de corrupción junto a su esposa, la exintendenta de Ciudad del Este, segunda urbe de Paraguay, Sandra McLeod.

Por 29 votos a favor, 3 en contra y 11 abstenciones, los senadores instaron a Zacarías, que no estaba presente en la sesión ordinaria, a que renunciase a su acta de senador, a través de una declaración presentada por su compañero Paraguayo Cubas, del minoritario partido Encuentro Nacional.

Cubas defendió su propuesta como un «tímido hálito de esperanza» para la ciudadanía y preguntó a sus compañeros si seguirían «protegiendo a nuestros colegas ladrones».

En defensa de Zacarías, varios legisladores propusieron retrasar el tratamiento de la declaración a cuando el aludido estuviera presente en la sala, y arguyeron que la Cámara Alta ya se mostró a favor de investigarle cuando fue desaforado el pasado 7 de febrero, por lo que no corresponde ahora exigir su renuncia.

El desafuero se produjo a raíz de una de las imputaciones que recayeron sobre Zacarías y McLeod, por «declaración falsa» de sus cuentas y bienes, a la que estaban obligados como cargos públicos.

Sin embargo, el pedido de renuncia se produjo después de que este lunes la Fiscalía imputara y solicitara prisión preventiva para Zacarías por su presunta participación en un desvío de dinero público de Ciudad del Este, para pagar campañas de publicidad como «posicionamiento político personal».

El Ministerio Público incluyó así al senador en una carpeta en la que ya imputó a su esposa, que fue destituida por la Cámara Baja a comienzos de febrero, tras concluir la intervención estatal de la gestión de la Municipalidad esteña, que reveló diversas irregularidades.

En ese caso, los fiscales investigan una partida destinada a actividades de comunicación que asciende a más de 2,7 millones de dólares (17.000 millones de guaraníes) correspondiente al periodo 2014-2018.

Además, en la causa fueron imputadas otras siete personas, entre ellas varios funcionarios municipales y empresarios, investigados por su supuesta participación en la trama de desvío de dinero.

También este lunes, McLeod recibió otra imputación por lesión de confianza por haber firmado contratos con empresas fantasma para la provisión de diversos bienes y servicios entre 2017 y 2018, mientras se desempeñaba como alcaldesa.

Según la Fiscalía, a través del Ayuntamiento pagó un total de 6.627 millones de guaraníes (1,08 millones de dólares) a esas empresas, aunque los bienes y servicios «no fueron entregados», con lo que «se habría ocasionado un detrimento al patrimonio municipal».

Estas imputaciones se suman a la investigación abierta en septiembre de 2018 contra el matrimonio y varios de sus familiares, conocidos mediáticamente como el «Clan Zacarías», por enriquecimiento ilícito, lavado de dinero y asociación criminal.