El golpista Prayut Chan-ocha asume el cargo de primer ministro de Tailandia

El golpista Prayut Chan-ocha realiza unas declaraciones tras asumir el cargo de primer ministro en Bangkok (Tailandia), este martes. EFE

Bangkok, 11 jun (EFE).- El general golpista Prayut Chan-ocha asumió hoy su cargo como primer ministro de Tailandia en una ceremonia en la sede del Gobierno, lo que abre una nueva etapa en el país tras cinco años de junta militar.

Prayut fue elegido primer ministro en una votación en el Parlamento el pasado 5 de junio, pero su nombramiento se ha hecho efectivo hoy después de que la sanción del monarca, Vajiralongkorn, se publicara en la Gaceta Real, el boletín oficial del país.

Vestido con un uniforme de gala blanco, Prayut, de 65 años, escuchó la lectura de su nombramiento en la ceremonia celebrada en Bangkok y luego se postró ante un retrato del monarca, que no estuvo presente en el acto.

«Escucharé la voz del pueblo al cumplir mi deber para que el país avance y se desarrolle económica y socialmente», dijo el mandatario posteriormente en una comparecencia de prensa, en la que expresó su gratitud al monarca y se comprometió a luchar contra la corrupción y la desigualdad.

La junta militar se disolverá efectivamente cuando Prayut nombre formalmente a los miembros de su Ejecutivo y sean sancionados por el monarca.

Prayut era jefe del Ejército cuando tomó el poder en un golpe de Estado incruento en mayo de 2014 tras meses de manifestaciones antigubernamentales que habían impedido la celebración de unas elecciones ese año.

De carácter tajante y ultramonárquico, ha acallado cualquier voz disidente al frente de la junta militar en los últimos años y retrasó varias veces la celebración de los comicios.

El general no se postuló a un escaño en las elecciones del pasado 24 de marzo, pero fue designado candidato a primer ministro por el partido promilitar Palang Pracharat, que ganó los comicios en número de votos, pero no de escaños.

El miércoles de la semana pasada, fue nombrado jefe del Gobierno con los 500 votos de una amplia coalición de partidos y de todos los senadores -elegidos a dedo por la junta militar- en una sesión de las dos cámaras del Parlamento.

Así venció al único candidato opositor, el joven político Thanathorn Juangroongruangkit, que fue apoyado por 244 parlamentarios de una alianza de partidos antijunta.

Tailandia se encuentra sumida en una crisis política que arrancó con el golpe de Estado de 2006 contra el ex primer ministro Thaksin Shinawatra y se recrudeció con la asonada de 2014 contra el Ejecutivo de su hermana Yingluck.

Thaksin y Yingluck se encuentran en el autoexilio para evitar condenas de cárcel emitidas por la justicia tailandesa, aunque mantienen una notable influencia política en Tailandia.

El partido Puea Thai, heredero de las plataformas de los Shinawatra, ganó las elecciones del pasado marzo, pero decidió apoyar a Thanathorn como candidato a primer ministro para hacer un frente contra Prayut.