El FLN designa a Bouteflika candidato para un quinto mandato presidencial

El presidente de Argelia, Adelaziz Buteflika. EFE/Archivo

Argel, 9 feb (EFE).- El Frente de Liberación Nacional (FLN), que gobierna en Argelia desde la independencia, designó hoy a su presidente y actual mandatario del país, Abdelaziz Bouteflika, candidato para las elecciones presidenciales previstas el próximo mes 18 de abril.

En un multitudinario mitin celebrado en Argel, el coordinador general del FLN, Moad Buchareb, insistió en que Bouteflika, de 82 años y casi apartado de la vida pública por su grave estado de salud, es la persona apropiada para dirigir el país en el que sería su quinto mandato consecutivo.

«En nombre del FLN, tengo el honor de anunciar que el partido ha designado como candidato a la próxima elección al presidente Abdelaziz Buteflika para (que pueda) proseguir su obra a la cabeza del país», afirmó.

«Pedimos al presidente de la República, hijo del FLN, muyahidin (combatiente) y líder de la reforma que continúe» recalco Bouchareb, recientemente elevado a la presidencia del Parlamento tras una maniobra de los partidos pro gubernamentales contra la vieja guardia del partido.

Semanas después, y en un movimiento similar, Bouchareb desplazó a otro antiguo aliado de Bouteflika de la secretaria general del FLN, formación en el poder en Argelia desde la independencia de Francia en 1962.

En la reunión de este sábado participaron varios ministros y en el exterior de la misma se agolparon ciudadanos provenientes de las 48 provincias del país, a los que se les pagó el viaje a la capital para expresar la admiración al presidente.

Asimismo estuvieron presentes el secretario general de la presidencia de la República, Hoba Okbi y el ex primer ministro, Abdelmalek Sellal, quien con toda probabilidad dirigirá la campaña de Bouteflika.

«En favor de la continuidad de estos logros históricos, nos adherimos a la idea de que debe completar el camino. Todos sus mandatos presidenciales fueron positivos pese a la crisis que conoció el país», dijo Bouchareb ante unos 15.000 militantes del partido.

La salud de Bouteflika, en el poder desde 1999, es un misterio desde que en 2013 sufriera lo que los medios oficiales califican de un «accidente cardiovascular» severo.

La enfermedad le impidió participar en la campaña electoral de 2014 y desde entonces sus apariciones en público se han reducido hasta contarse con los dedos de una mano durante los dos últimos años.

En este tiempo, ha dejado de hablar en público, no viaja al exterior excepto para chequeos médicos en Francia de los que apenas se conocen detalles, solo se mueve en silla de ruedas e incluso ha cancelado en el último momento reuniones con líderes mundiales de visita en Argelia como la canciller alemana Angela Merkel.

Solo el Movimiento de la Sociedad por la Paz (MSP), que lidera la oposición islamista, se ha mostrado abiertamente en contra del posible quinto mandato de Bouteflika, que considera lesivo para el país.