El dueño de los Patriots está dispuesto a darle a Brady una extensión de contrato

En la imagen, el dueño de los Patriots de Nueva Inglaterra, Robert Kraft. EFE/Archivo

Atlanta (EE.UU.), 30 ene (EFE).- El dueño de los Patriots de Nueva Inglaterra, Robert Kraft, manifestó, este miércoles, que está listo para hablar de una extensión de contrato con el veterano mariscal de campo Tom Brady, de 41 años, si al final decide seguir en la competición como ha manifestado que quiere hacer hasta los 45.

El deseo de Brady, quien en agosto cumplirá 42 años, y que la temporada 2019-20 concluirá su actual contrato, de continuar es bien visto por Kraft que no ve inconveniente en negociar su continuidad con el equipo.

El argumento expresado por Kraft en Atlanta, donde se va a disputar el domingo el Super Bowl LIII con los Patriots y los Rams de Los Ángeles, es que el equipo ha tenido el privilegio de estar en la lucha por el trofeo Vince Lombardi durante las últimas tres temporadas con el mismo mariscal de campo.

«Me sorprendería mucho si no continuara por un buen tiempo como nuestro mariscal de campo», comentó Kraft, tras concluir la conferencia de prensa que ofreció este miércoles el comisionado de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), Roger Goodell.

Una extensión para Brady podría ser una prioridad para los Patriots cuando lleguen el descanso en la temporada baja, sobre todo porque tradicionalmente, en la NFL, las partes han alcanzado una extensión con dos años restantes en el acuerdo, lo que podría agregar un nivel de urgencia en el caso de Nueva Inglaterra.

Está previsto que Brady cuente 27 millones de dólares contra el tope salarial en 2019, pero podría reducirse en la negociación y permitir al equipo una mayor flexibilidad para firmar a otros jugadores y también otorgarle más dinero a Brady en bonos o garantías de firma para años futuros.

«La realidad es que no creo que mucha gente pensara que jugaría así, aunque creía que lo haría», comentó el propio Brady cuando se le preguntó qué significa tener apoyo para jugar hasta que él tenga 45 años, que es un territorio inexplorado. «Creo que RKK (Kraft) siempre me ha apoyado en mis creencias y pensamientos. Es por eso que tenemos una gran relación».

El legendario mariscal de campo, que buscará su sexto título de Super Bowl y el quinto premio de Jugador Más Valioso (MVP), además de ser ya un seguro miembro del Salón de la Fama, dijo que esa confianza en las dos partes hacia que nadie tuviese prisa por cerrar contratos o nuevos acuerdos.

Brady en 2019 se convertiría en el cuarto jugador en pasar al menos 20 temporadas con un equipo de la NFL. Se uniría a Jason Hanson (21 temporadas con los Lions), Darrell Green (20 con los Redskins) y Jackie Slater (20 con los Rams) en esa lista exclusiva de jugadores que han tenido una longeva carrera profesional.

Cuando se le preguntó qué significa Brady para la franquicia, Kraft fue categórico al señalar que se trataba de algo «único» y «especial», si además se unía a la presencia del entrenador en jefe Bill Belichick.

«Teniendo al entrenador en jefe (Belichick) que tenemos y a Tom (Brady), existe una simetría y química únicas. Se transmite a toda la organización en lo que hacemos. Creo que somos muy afortunados de contar con estos dos profesionales y personas excepcionales», añadió Kraft.

Contenido relacionado

Los Rams comienzan su plan de trabajo y estrategia para enfrentar a los Patriots

Atlanta (EE.UU.), 30 ene (EFE).- La estrategia perfecta para intentar superar a los Patriots de Nueva Inglaterra el domingo en el Super Bowl LIII es el objetivo de los Rams de Los Ángeles que retomaron este miércoles sus entrenamientos.

Dentro de los campeones de la Conferencia Nacional (NFC) no hay más que entusiasmo e ilusión por haber vuelto al trabajo y ser conscientes de lo mucho que se juegan el próximo domingo en el Mercedez-Benz Stadium de Atlanta.

«Ahora tenemos la emoción de poner en práctica el plan de juego que hemos montado para el partido», comentó el joven entrenador de los Rams, Sean McVay, en la sesión de prensa. «Hay muchos detalles aún por ajustar, pero que solo puedes ver cuando estás en el campo».

McVay, de 33 años, que se ha convertido en el entrenador más joven en la historia de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) en llevar a un equipo al Super Bowl, dijo que todos están contentos e ilusionados con el gran reto deportivo que se les presenta.

También, de alguna manera, de haber dejado atrás los tres días de socialización que han tenido desde que llegaron a Atlanta el pasado domingo, labor que «comprenden» pero que no les ayuda a estar concentrados en el juego.

McVay informó que los Rams tratarán de llevar una rutina de entrenamientos semejante a la de temporada regular, con trabajos equipados miércoles y jueves; viernes en cortos sólo con recorrido y el sábado dedicado a las reuniones con vídeo.

Los Rams acudieron a entrenar a las instalaciones de los Atlanta Falcons debido a las muy bajas temperaturas que se sienten en la ciudad.

McVay reconoció que hay situaciones particulares para las que deben estar preparados, como el horario del partido (18.30 hora del Este, 23:30 GMT) y un medio tiempo más largo por el espectáculo que monta la liga y que este año estará a cargo del grupo de rock Maroon 5, quien no ha querido participar en la tradicional rueda de prensa de los jueves, por estar «centrado» en los preparativos.

«Tampoco quieres saturar de información a los muchachos», indicó McVay. «Al final del día hay que tratar de simplificar lo que de por sí ya es complicado, nada menos que disputar un Super Bowl».

Mientras, los jugadores dijeron que estaban listos para hacer su labor tanto en el campo de entrenamiento como cuando llegue la hora del partido.

El liniero Cory Littleton explicó que la mentalidad que tiene el equipo no es otra que la de jugar un partido de fútbol americano que desean ganar y tener muy en cuenta los fundamentos y los pequeños detalles que son los que al final pueden hacer la diferencia.

«Simplemente hay que estar enfocados todo el tiempo», reiteró. «A estas alturas de la temporada hay poco que descubrir. Se trata de hacer bien lo que te trajo hasta acá».

Por su parte, el joven mariscal de campo de los Rams, Jared Goff, de 24 años, que llega a su primer Super Bowl con apenas dos años como profesional, considera que todos los jugadores tratan de valorar la semana del Super Bowl, que representa la meta más grande que han tenido desde que comenzaron a jugar cuando eran niños.

«Trabajas demasiado tiempo para estar aquí y ahora aquí estamos», señaló Goff. «Hay que disfrutar el momento y al mismo tiempo prepararnos. Esta semana es un poco diferente, pero hay que intentar seguir las mismas rutinas tanto en los entrenamientos que hemos comenzado hoy como durante el partido importante del Super Bowl».

Goff tendrá el gran aliciente de enfrentarse nada menos que al legendario Tom Brady, quien a sus 41 años buscará conseguir el sexto título Vince Lombardi en el noveno Super Bowl que va a disputar.