El combate de la periodista Anna Politkóvskaya renace en un teatro de París

GRAF4578. PARIS (FRANCIA), 07/10/2018.- Fotografía cedida por el teatro Déjazet La voz crítica de la periodista rusa Anna Politkóvskaya toma fuerza doce años después de su asesinato con una obra de teatro en París que recuerda su mensaje contra el Kremlin y denuncia como una farsa la investigación efectuada en torno a su muerte. En la imagen el director Robert Bensimon (2d), y la intérprete Corine Thézier (2i).EFE/Teatro Déjazet***SOLO USO EDITORIAL***

París, 8 nov (EFE).- La voz crítica de la periodista rusa Anna Politkóvskaya toma fuerza doce años después de su asesinato con una obra de teatro en París que recuerda su mensaje contra el Kremlin y denuncia como una farsa la investigación efectuada en torno a su muerte.

“Anna Politkovskaïa. 12 ans déjà… voulons-nous vraiment savoir?” (Anna Politkovskaïa. 12 años ya… ¿queremos de verdad saber”), dirigida por el francés Robert Bensimon, homenajea este mes a una de las reporteras más combativas con la política del mandatario ruso, Vladímir Putin, especialmente sobre temas relacionados con Chechenia y el Cáucaso Norte ruso.

“Fue símbolo de una lucha incesante en favor de una humanidad mejor”, explica a Efe el director y autor de su guión, que también actúa en ese espectáculo representado en el teatro Déjazet de la capital francesa.

Los artículos de la periodista (Nueva York, 1958 – Moscú, 2006) y extractos de su libro “Rusia dolorosa. Diario de una mujer en cólera” nutrieron la preparación de una obra de escenografía sobria, en la que prima la palabra.

Politkóvskaya fue asesinada el 7 de octubre de 2006, cuando preparaba un artículo sobre torturas sistemáticas en Chechenia que fue publicado por sus compañeros apenas cinco días después de su muerte.

Aunque la Justicia rusa ha condenado a distintas penas de prisión al organizador del crimen, el expolicía ruso Dmitri Pavluchénkov, y a otros implicados, el autor intelectual del mismo todavía se desconoce.

Con este espectáculo, Bensimon quiere seguir mostrando la valentía de Politkóvskaya y sus reivindicaciones para que su trabajo siga vigente.

“Lamentamos infinitamente que esté muerta y queremos que lo que decía sea escuchado incluso después de su muerte”, apunta.

Para la intérprete Corine Thézier, que dice sentir una “responsabilidad” especial al darle vida sobre el escenario, Politkóvskaya “hacía periodismo al más alto nivel. Es una heroína. Tenía una fuerza increíble”.

Atacar a un periodista entonces y ahora, en su opinión, es atacar a la democracia.

La obra, estrenada este miércoles, cita con nombres y apellidos a magistrados o fiscales que intervinieron en el proceso y está construida con la misma visión crítica que la homenajeada de forma póstuma.

“Me parece impensable que nos invitaran a representarla en Rusia. Hay que saber que en Rusia si dices lo que piensas, lo que decimos en este espectáculo, al día siguiente estás en prisión”, apunta el director, nacido en Gibraltar de madre polaca y padre marroquí, que prefiere no revelar su fecha de nacimiento porque “los autores no tienen edad”.

La compañía confía en que gente de todas las edades se acerque a escuchar su mensaje humanista, lanzado con un intento de “mejorar la sociedad”: “Se dirige a todo el mundo, pero me gustaría que vinieran todos los jóvenes que fuera posible”, admite su director.

Bensimon es autor de dramas radiofónicos difundidos en la emisora pública francesa “France Culture” y de “retratos escénicos” centrados en personajes como el intelectual y político español Jorge Semprún.

Y esta última obra de teatro está pensada en clave política, con una intención clara de ir más allá de lo meramente artístico. “Con Politkóvskaya no se hizo justicia para nada. Puede que a nuestra pequeña escala lo hagamos un poco, aunque sea diciendo que no se hizo”, concluye la actriz.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion