El abogado egipcio Mohamed Zaree gana el premio de Derechos Humanos Martin Ennals

El abogado egipcio Mohamed Zaree, en entrevista con Efe. EFE/Archivo

Ginebra, 10 oct (EFE).- El abogado egipcio Mohamed Zaree fue galardonado hoy con el premio de derechos humanos Martín Ennals por su arriesgado trabajo en este campo, pese a las amenazas de muerte que ha recibido y las medidas dictadas por las autoridades egipcias contra cualquier voz percibida como disidente.

Zaree es director de la oficina en Egipto del Instituto de Estudios de Derechos Humanos de El Cairo (CIHRS) y tenía bajo su responsabilidad la investigación de asuntos legales y de las campañas de divulgación hasta que una ley que prohíbe a las ONG recibir financiación exterior le obligó a cerrar sus puertas.

En aplicación de esa legislación, el Gobierno egipcio congeló las cuentas de la entidad.

Actualmente, el galardonado tiene prohibida la salida del país y en los últimos meses ha sido sometido a interrogatorios dentro de un proceso judicial en el que se le acusa de constituir una amenaza a la seguridad nacional.

Asimismo, tuvo que pagar una fianza para poder permanecer libre mientras el juicio se desarrolla y al término del cual podría recibir una pena de hasta 30 años de prisión de ser encontrado culpable.

“La represión del Gobierno no se limita a la comunidad de derechos humanos, sino que abarca a todos los disidentes y voces pacíficas cualquiera sea su filiación política o procedencia, sean individuos o colectivos”, afirmó el jurista Bahey Eldin, responsable de la oficina del CIHRS en Túnez.

Bahey Eldin hace un seguimiento continúo del caso de Zaree y de la evolución de la situación en Egipto.

En representación de Zaree, será su esposa quien recibirá esta noche de manos de la alta comisionada adjunta de la ONU para los derechos humanos el premio, que concede un jurado compuesto por diez importantes organizaciones de alcance internacional de este ámbito.

Los organizadores remitieron una carta al Gobierno de Abdel Fatah al Sisi solicitándole que permitiese a Zaree viajar a Ginebra para recibir personalmente el galardón sin recibir respuesta, señaló el director de la Fundación Martin Ennals, Michael Khambatta.

En estas circunstancias, “el comportamiento de Zaree nos parece heroico y ha emocionado profundamente al jurado, aunque no negamos que fue una decisión difícil”, explicó Khambatta.

Los otros dos finalistas eran Karla Avelar, una de las principales defensoras de los derechos de la comunidad de lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales (LGTBI) en El Salvador, y un grupo de cinco defensores de los derechos humanos de Camboya.

Avelar representa a un colectivo que no sólo es objeto de discriminación social y persecución por parte de cuerpos estatales, sino también de ataques de pandillas criminales que no toleran su existencia.

Los activistas camboyanos, por su parte, fueron recientemente liberados después de permanecer 427 días en detención preventiva, aunque no pueden salir del país, todo lo cual coincide con el aumento de la represión a la sociedad civil y a la oposición política.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion