Brasil se retira del Pacto Migratorio de la ONU

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro (c), participa en la ceremonia de cambio de mando de la Marina al almirante Ilques Barbosa Junior (fuera de cuadro), hoy en la ciudad de Brasilia (Brasil). EFE

Sao Paulo, 9 ene (EFE).- El presidente de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, confirmó que el gigante sudamericano se retiró del pacto de migraciones consensuado en el marco de las Naciones Unidas, para preservar los valores nacionales.

«Brasil es soberano para decidir si acepta o no migrantes», dijo el mandatario brasileño en un mensaje que publicó este martes en su cuenta en Twitter.

En el mensaje, el líder ultraderechista también aseguró que las personas que entren al país tendrán que someterse a las leyes brasileñas y respetar su cultura.

«Quien venga aquí debe estar sujeto a nuestras leyes, reglas y costumbres, así como deberá cantar nuestro himno y respetar nuestra cultura. No cualquiera entra en nuestra casa, ni cualquiera entrará en Brasil vía pacto adoptado por terceros», añadió.

El nuevo presidente de Brasil cerró su mensaje con un «NO AL PACTO MIGRATORIO», con lo que ratificó algo que ya había anunciado en días pasados.

El Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular fue ratificado en diciembre en la Asamblea General de la ONU por 152 países, entre ellos Brasil, durante la gestión del ahora expresidente Michel Temer.

Dos de los países que rechazaron adherir al pacto fueron Estados Unidos e Israel, con los que el Gobierno de Bolsonaro busca estrechar los lazos durante su gestión que comenzó el pasado 1 de enero.

Bolsonaro, un capitán de la reserva del Ejécito, expresó su voluntad de salir del Pacto Migratorio la misma semana en la que fue firmado el acuerdo en Marrakech, pero la retirada se hizo efectiva este martes, después de que el Ministerio de Relaciones Exteriores notificara a las Naciones Unidas.

Al justificar la decisión, el pasado diciembre, el nuevo canciller brasileño, Ernesto Araújo, aseguró que el país no puede «dejar las puertas totalmente abiertas para que quien quiera entre», una declaración que ha sido respaldada por Bolsonaro.

El ultraderechista defiende la adopción de un «criterio riguroso» para la entrada de inmigrantes en Brasil, país que en los últimos años ha recibido un éxodo de venezolanos que huyen de la crisis política y social de Venezuela.

«No somos contrarios a los inmigrantes, pero para entrar en Brasil hace falta un criterio bastante riguroso. En caso contrario, en lo que dependan de mí, no entrarán», aseguró Bolsonaro en una declaración realizada a través de sus redes sociales el pasado mes de diciembre, antes de asumir la Presidencia.

Bolsonaro citó como ejemplo el «sufrimiento» de Francia ante la llegada de inmigrantes y aseguró que es «insoportable» vivir en algunas regiones del país europeo.

«Está siendo insoportable vivir en algunos lugares de Francia y la tendencia es un aumento de la intolerancia. Los que fueron hacía allí, el pueblo (francés) los acogió de la mejor manera posible, pero ustedes saben de la historia de esas personas, ellos tienen algo dentro de sí que no abandonan sus raíces y quieren hacer prevalecer su cultura, sus derechos de antes, sus privilegios», agregó.