Arizona firma plan por sequía del Río Colorado en favor de estados del oeste

El gobernador de Arizona, Doug Ducey, habla a la prensa junto a Roberta Jacobson, embajadora de Estados Unidos en México (no aparece) después de que ambos funcionarios anunciaran la expansión de un programa piloto que permite llevar al mismo tiempo inspecciones comerciales con el fin de agilizar el cruce comercial a través de la garita del puerto de entrada de Nogales en Arizona. EFE/Archivo

Phoenix (AZ), 31 ene (EFEUSA).- Los legisladores de la Cámara de Representantes y el Senado de Arizona aprobaron hoy casi por unanimidad un plan para evitar que las reservas del Río Colorado se desplomen a niveles críticos y lleve a una profunda sequía en los estados occidentales del país.

Unas siete horas antes de la medianoche, fecha límite establecida por el gobierno federal, concluyó esta importante acción bipartidista con el Plan de Contingencia de la Sequía, dirigido a prevenir que el Lago Mead, que ahora está lleno solo en un 40 por ciento, caiga a niveles críticamente bajos.

Según la propuesta, los agricultores dejarán de cultivar miles de acres de tierra y a cambio recibirán millones de dólares para actualizar los sistemas de bombeo, instalar un riego por goteo más eficiente y se les permitirá acceder al agua subterránea.

La fecha límite solo requería que siete estados del oeste firmaran el plan de sequía para que el río abastezca a 40 millones de personas en Wyoming, Colorado, Utah, Nuevo México, Arizona, Nevada y California.

Aunque aún no existe un requisito legal para determinar exactamente cómo los estados cumplirán con las reducciones descritas.

El Mead, en Arizona, que acumula el excedente de agua del Lago Powell, tiene pronósticos de recortes obligatorios en el uso de sus aguas a partir de 2020 si el nivel sigue bajando.

Los legisladores de Arizona eran conscientes de que debían cumplir el plazo de antes de la medianoche establecido por la Comisionada de Reclamación Federal, Brenda Burman.

Pero sus horas de trabajo apresuradas podrían verse ensombrecidas, ya que las demandas de un distrito de riego de California amenazan con retrasar los esfuerzos para finalizar el Plan de Contingencia de Sequía, que apunta a proteger los niveles en el Lago Mead.

Los líderes de todo el estado instaron a una acción rápida y el gobernador Doug Ducey firmó el acuerdo poco después de su aprobación este jueves por la noche.

Primeramente, el Senado aprobó una resolución (29-1) que permitió al Director del Departamento de Recursos Hídricos de Arizona, Tom Buschatzke, firmar el plan en acción.

A medida que los legisladores tomaron el acuerdo, Ducey lanzó una andanada de tweets para subrayar la importancia de aprobar un plan que ayude a Arizona a enfrentar la sequía.

El gobernador advirtió a los legisladores que si los niveles de agua del Mead continúan bajando, el estado podría perder hasta el 17 por ciento del agua que recibe del río.

Esto podría tener consecuencias graves dado que el estado obtiene casi la mitad de su agua del río Colorado.

Los legisladores se turnaron para explicar sus posiciones y apoyaron la propuesta abrumadoramente.

Arizona fue el único de los siete estados que forman parte del acuerdo que requirió la aprobación de la legislatura estatal, y el último en aprobar el plan, que garantiza que el agua compartida del Río Colorado no se agote para millones de agricultores, ciudades, tribus y desarrolladores.